23/7/07

De virgen a virgen

"Fin de temporada
para los cantantes
y los camareros,
doblan las
campanas
y las caravanas
salieron del pueblo"

Quique González (“En la ciudad del viento”)

Se acaba el año laboral, el que tiene como fin y comienzo de fiesta el verano. La sardina es parte del rito, mil veces vista y mil veces recordada. Humeante al fuego de las brasas en Combarro o en las planchas de las "playas" del Júcar, ensalzada en el restaurante de alta cocina –quizá porque sea el último manjar posible- o poco firme y acidulada por el limón en mi casa, los lunes por la noche justo después de ver "Con las manos en la masa"; justo después de que Sabina recitara su selección de platos de las 1080 recetas en dos minutos.

Y las mejores que recuerdo en el Pepe Vieira de Sangenjo, con tan sólo un poco de pan frito rallado y aromatizado con la grasa de un chorizo y las sardinas asadas. El pan de maíz con esos mismos jugos del chorizo untados tampoco les va mal. Ya sabéis que se ponen en la plancha por el lado contrario a la piel que debe quedar plateada, brillante, inmaculada, que no hay que hacerlas mucho, que su piel es su tesoro y debe quedar intacta. Unos cristales de sal en escamas por encima y una copa de tinto del año, quizá un buen Artadi o Luberri con su fruta y su leve picor en la lengua.

Fin de temporada en el blog de Ligasalsas, intentaré publicar algo desde mi retiro si hubiera suerte con las conexiones. Y si no, nos vemos en septiembre siempre que el ánimo y el tiempo libre lo permitan. Que tengáis buen verano.

Nota: La espléndida foto que ilustra este tema y que nos muestra lo bonita que es la sardina, es del blog de Martín Gallego que ha tenido a bien dejarme utilizarla para este tema, su blog es una delicia.

8 comentarios:

Martin Gallego dijo...

De nada hombre, ha sido un placer!

S.R.K. dijo...

las mejores sardinas en la playa y con la grasa sobre el trozo de pan!!! sobre todo a la hora del aperitivo y con una cerveza helada

Ligasalsas dijo...

S.R.K. es que la mejor salsa de todas las comidas es el hambre :).

En Punta Umbría las recuerdo con cariño, de tamaño medio y muy sabrosas, con un vino del condado que aunque no es demasiado interesante a esas horas, fresquito entra de miedo.

eldiletante dijo...

Cómo echo de menos mis espetos de sardinas en Málaga,recién traídas, rebosantes de grasa, más dulces que nunca. Por supuesto que con litros de sangría. Y dormirla en el chambajo con el susurrante rumor de las olas.
Buen verano Ligasalsas

YERGA dijo...

Y las de la Virgen del Carmen en un caserio en Plentzia, regadas con vino con gaseosa y mi "santa" regañandome por chuparme los dedos....¡¡¡que delicia!!!
Buen verano Ligasalsas

neco dijo...

El rito comienza en San Xoan " a sardiña molla o pan". Increibles las del puerto de Caiön o las de Sada, rebosando grasa rica en omegas empapando el buen pan de brona( maiz ) o el de trigo del pais.Un manjar que abre las puertas del disfrute veraniego....

PUNTIYO dijo...

Si la sardina (antaño pescado de pobres) escaseara, valdría más que las anchoas y las gambas.
Me encantan de cualquier manera, pero como nos puedo hacer espetos en el río Tormes me las hago escabechadas y tan ricas.

Ligasalsas dijo...

Los escabeches son una de mis debilidades, el de sardinas de los que más, tenía intención de haber publicado cómo veía yo que se han de escabechar las sardinas, pero esperaré a ver si el autor de uno de los mejores escabeches que comí este año -y en muchos años- me echa una mano.

El viernes volví a comer el plato del Pepe Vieira que comentaba en la entrada. ¡Qué pasada!, qué buenas están las sardinas ahora.