19/9/07

La cocina en la televisión

En los últimos 25 años, hemos tenido la suerte en España de que el despegue de la gastronomía española ha ido asociado a buenos programas de televisión.

Primero fue el naive “Con las manos en la masa” que da para una sonrisa mientras se revisiona, después Arguiñano que con simpatía elevaba unos metros las preparaciones y las presentaciones de la cocina hecha en casa –con razón reseña Arzak la enorme importancia de su colega de promoción-, y por último José Andrés que, con la misma simpatía del vasco y un exceso de verborrea, es capaz de introducir conceptos de alta cocina embebidos en recetas factibles por los simples mortales en sus casas.

La situación actual es, sin embargo, desoladora. Con Arguiñano absolutamente agotado y poco que aportar, sin nuevas aportaciones de José Andrés –aunque algo está grabando-, todo consiste en repeticiones del formato que tan bien le ha ido a Bainet –productora de Carlos Arguiñano- en los últimos diez años. El mejor de todos los clones quizá Pozuelo, profesor de la escuela de hostelería de Madrid, la mayoría infumables.

Pero sin duda la peor noticia ha sido la degradación del Canal Cocina, que hace cinco años apuntaba alto y ofrecía en su parrilla programas de Subijana, Arola o Gallego y que a día de hoy, martes, naufraga en la vulgaridad de un señor que cocina en veinte minutos basándose en productos enlatados del Corte Inglés, extrañas mezclas de crítica/publireportaje a la mejor manera de la Guía del Ocio o una señora insufrible que enseña (¿?) a cocinar a un pobre desgraciado, que Dios sabe por qué, se deja. Hasta Oyarbide sobresale entre semejante mediocridad.

En realidad en la parrilla de Canal Cocina, el único programa que me apetece ver de vez en cuando es el del inglés Jamie Oliver (¿Cuántas especias le puede echar un ser humano a un plato?), que aunque sin grandes capacidades culinarias –por lo que enseña en sus programas- al menos transmite ilusión y te hace sonreír. Para echarse a llorar.

Y mientras la gastronomía patria sigue creciendo.

Llevamos quince años de oro en la cocina española, están pasando cocineros como De la Osa, Berasategui, Arzak o Santamaría, cocineros que han sido desafiados en creatividad y técnica por otra segunda generación que está en su mejor momento y suena de fondo como un runrún, el latido de una tercera oleada que se abre camino a toda velocidad. De todo esto que está pasando, que ha pasado, no hay un No-Do, no hay una constancia televisiva que nos permita revisar cómo hace Manolo ajo arriero, Berasategui su milhojas de anguila ahumada o Arzak el bonito con costra. ¿Alguien recuerda a Luis Irízar o a Urdiain? Pues han sido parte importante en esta película y de ellos queda, con suerte, material escrito.

Y no hablo de una temporada dedicada exclusivamente a un cocinero, me refiero a una documentación de calidad de algunos de los grandes platos de estos autores, que nos permitan conocer y recordar cómo y trabajan, que sean una referencia para la gente que empieza. Un programa que nos de la oportunidad de aprender con las nuevas técnicas y platos de Dacosta, Adúriz, Dani García o Tejedor.

Mientras la transmisión del conocimiento se concentre en congresos entre profesionales, la cultura popular no se verá influenciada por todo este talento; será pura endogamia. Sr. Ansón, compre esta idea y déjese de promocionar programas de cocina hecha en veintidós minutos, que verter una lata en una sartén y añadir rúcola no aporta nada.

De la televisión y los vinos no hablo, que me deprimo.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con este artículo.

La situación de los programas de TV de cocina es preocupante. El único que me gustaba era el de José Andrés, pero entre que hizo pocos y luego sufrió numerosos cambios o interrupciones por las motos o lo que sea, le he perdido el hilo.

Creo que no citas el programa de antena3 del "maradona de la cocina".

Lo de canal cocina es de juzgado de guardia. Como tú dices, lo único interesante es el programa de Jaime Oliver, aunque estoy interesado en probar alguno de sus platos, deben ser una bomba de chiles, lima, pimienta, jengibre, ajo, etc. Lo del programa 22 minutos es aberrante, ese stress, un tío aspirando todo el rato los mocos... El señor Anson lo tiene como un gran programa.
Vi el reportaje que hicieron de el Bulli y me pareció aburridísimo. Bien en cuanto a enseñar el entorno, pero muy mal en cuanto a la cocina en sí, vamos, que no enseñó nada del proceso de cocinar e incluso a Adriá se le vio molesto o eso me pareció.
Otro programita es el del francés que recorre ciudades y mira restaurantes, tiendas y lugares para salir. El tío se pone ciego de vino y cubatas y luego se va en la moto tan campante... ahí, dando ejemplo

Pregunto, es tan difícil hacer programas/reportajes sobre los nuevos cocineros, sobre cocinas regionales, sobre la nueva temporada de los grandes cocineros, sobre cocinas internacionales?

Ves la programación de canal cocina y da la impresión de que ya se ha hablado todo de cocina y sólo queda repetir. Mentira, todavía hay mucho de qué hablar.

Perdón por el tocho y las faltas.

Saludos
Nuff said

pisto dijo...

El del francés es una caña de programa y hasta le ha salido competencia en alguna cadena pública (¿algo así como "España Directo"?). Ese tipo de programas están bien porque muestran interioridades.

El programa de los 22 minutos es una desgracia de programa. El único mérito es cocinar en 22 minutos porque lo que cocina no lo comería ni loco.

Con Jamie Oliver todos estamos más o menos de acuerdo. El programa está bien, pero el tío le echa tanto cilantro a todo que no sé si se podrá comer lo que hace. Eso sin contar conque en sus elaboraciones parece un poco "marrano". Yo he probado alguna de sus propuestas y da ideas interesantes. Pero me parece mejor comunicador que cocinero.

A Subijana le he visto algún programa, probablemente reposiciones y, literalmente, te duermes. No me cabe duda de que tiene fondo, pero le falta forma. Hasta la producción es aburrida a más no poder, con fallos de iluminación.

No estuvieron mal algunos programas de Alberto "Asturianos". Menos fondo pero te tronchabas de la risa. Otro que es mejor comunicador que cocinero.

Resumiendo, que los que suelen triunfar son fundamentalmente por sus habilidades de comunicación (Arguiñano, José Andrés, Jamie Oliver) y menos por lo que cocinan.

José Andrés mantenía un buen equilibrio entre ambas cosas, como me parece que hacía también Juan Pozuelo, cuyos programas eran entretenidos y divulgativos, incluyendo las conversaciones en los mercados que para el novel son interesantes.

Vaya rollo que he soltado para no decir nada. Lo mío es de lo peor. Ni fondo ni forma ;-)

Ligasalsas dijo...

A mí del francés me gusta la cara que pone cuando prueba algo. El tío lo vive.

En cuanto a España Directo, no la había nombrado, el caso es que la idea es buena. Pero eso de cortar a cocineros como la Ruscalleda en mitad de una lección magistral...

De todas formas, la peor, pero con diferencia -más que la monja, más que el de los cócteles, más que todos- es TeleJuanita. Hay días que me da vergüenza ajena.

Suquet dijo...

No puedo estar más de acuerdo y suscribo de cabo a rabo lo que has comentado.

Espero que alguien se de por aludido y el canal que nació con vocación de ser referencia en la gastronomía vuelva a sus orígenes y se reinvente. Creo que se están perdiendo oportunidades de oro de dar a conocer gente nueva, fresca, con ideas y con ganas, que aporten algo diferente y no ver a la misma cuadrilla de siempre repitiéndose hasta la saciedad. De verdad, a mi el jovencito de 22 minutos, me parece insufrible... quizás en un canal generalista podría pasar, pero en un canal de cocina las 24 horas poner tal engendro, es un insulto.

Igualmente, y esto es un aviso para navegantes, aconsejaría a otros cocineros que se dejan ver por las 625 líneas, que tuvieran más cuidado y se pensaran mucho si de veras quieren aparecer en tales programas de cocina. Vease el caso de gente como Alberto Chicote, etc... que de verdad se me quitan las ganas luego de ir a sus restaurantes, porque después de verles cocinar, más me pregunto el porqué de su éxito... si es que lo tienen, claro.

Carlosml dijo...

Estaba precisamente viendo ahora el Canal Cocina y mi indignación va en aumento. Constantes repeticiones y recetas del nivel de "canónigos con queso de cabra": "tomense los canónigos e incorpórele el queso de cabra...", en fin...o elaborando aceites aromatizados y, eso sí, mucho biberón para que se vea que somos muy modernos.

Las repeticiones es algo que aqueja a la mayor parte de canales de las televisiones de pago(yo ya me empecé a mosquear cuando mi hijo me adelantaba el final de los dibujos animados. En los programas de Gilles el francés, ya comentan lugares que hace tiempo que cerraron.

Ciertamente lo único pasable del Canal son los programas de Jamie, espléndidamente producidos, frente a la monotonía del resto.

encantadisimo dijo...

Canal Cocina hace meses que ni lo pongo. La verdad, no me gusta el estilo del programa de José Andrés; me parece demasiado jocoso, igual que el de Arguiñano. Creo que un programa de gastronomía en un país puntero como es España ha de tener cierto estilo.

En Cataluña, desde hace muchos años tenemos el programa Cuines, que se emite a diario (de lunes a viernes). El espacio lo ocupa un restaurante cada semana y cada día, durante unos 10 minutos, presenta la ejecución de uno de sus platos. Por realización, contenido y calidad me parece lo mejor de nuestra televisión. Como mínimo, es breve, tiene un formato moderno y no hay verborrea. El director es Miquel Sen:

http://www.tv3.cat/cuines/

Ligasalsas dijo...

El programa que comenta Encantadisimo, le da cien vueltas a cualquier cosa que podamos ver en Madrid. El día de Saüc me pareció especialmente bueno.

Arola estaba preparando un programa, que decía que iba a ser un salto adelante en la concepción de programas de cocina. No hemos sabido más de él.

Wombat dijo...

Uno de los programas que menos soporto es "¿Cuántos vienen?" o algo así. Lo presenta un chico que no entiendo muy bien qué aporta; los cocineros que llevan saben hablar y comentar la elaboración del plato que están cocinando, sin que nadie lo vaya retransmitiendo.

Y uno que me gusta mucho es el que presenta una monja. Ver a alguien cocinar sin maquinitas, con ese oficio y ese entusiasmo es una gozada. Además, los dulces son espectaculares.

Ligasalsas dijo...

Sí, había infravalorado a Bernarda. Es limpia como pocos cocineros, sabe cocinar, no usa la Thermomix -dudo que sepa que existe-, e insiste en que la batidora es imprescindible en la cocina. ¿Habéis visto qué utensilios utiliza? Son auténticas reliquias.

Su acento es indescriptible, pero los postres tienen una pinta estupenda, se nota la escuela suiza.

ose dijo...

Para tela marinera, la presentadora del programa ese que cocinan los extranjeros (hay algunos que se aprovechan) .... ¡ La madre que la ha parido !. Pero, de donde han sacado a ese ser? Bueno y lo del chico de "¿cuantos vienen?" es de traca. Y el de "22 minutos" para mi que es deportista en un after, con tanto moco .....
Para mi lo único bueno de este canal, son los documentales de Eugenio Monesma (y ya ni los ponen), ver a esas abuelas en los pueblos con esas recetas de cada región, sin una sola pastilla de avecrem, ni robot ni leches. Y me gusta por el simple hecho de que lo ves recién comido y me entra hambre.

Gourmet de provincias dijo...

Lo del Canal Cocina es, simplemente, desolador. Sobre todo por el imparable bajón de nivel que no cesa.

Que un canal de cocina tenga por estrella a un tal Julius que hace lo que cualquier soltero o estudiante con un poco de maña habla por si mismo.

Que entre lo mejor de su parrilla estén los refritos de hace años en los que un Arola engominado y con perilla (y menos tablas que ahora) hace algunas cosas con interés, aunque con poco ritmo televisivo va en la misma linea.

Y luego están esos otros programas (igual de refritos. Igual por eso se llama Canal Cocina) en el que una presentadora de lo más soso se empeña en enseñar a cocinar con microondas, otra con chocolate...

Por salvar algo, los programas de Jaimie Oliver están bien. Es un tipo de cocina (no se si llamarla "de bistró revisada"), que arrasa en Reino Unido y Estados Unidos. Pero en ritmo y en dotes de comunicación barre a cualquiera de los del Canal Cocina. La cocina no será un alarde de estilo y creatividad, pero da ideas. Y estoy convencido que lo de ser tosco y hasta un punto guarro es una estrategia. Algo para convencer al espectador medio (porque Oliver graba para una cadena generalista) de que no hace falta ser muy refinado ni muy técnico para hacer cosas interesantes en la cocina. Dicho de otra manera: tiene que hacerlo a propósito, porque ni yo soy tan burdo en la cocina. Y eso sin cámaras delante.

Y ya puestos, a ver si aprendemos de la BBC en lo de la producción de programas gastronómicos. El día que hagamos aquí algo parecido al In Search of Perfection de Blumenthal me daré por contento.

PUNTIYO dijo...

Coincido en la decadencia de CANAL COCINA.
Buen blog este ligasalsas

Ligasalsas dijo...

Muchas gracias Puntiyo, se hace lo que se puede :).

De hecho GdP, anoche el programa de Oliver era sorprendente. Se dedicó a hacer una extraña barbacoa al aire libre. Era una chapuza tras otra, no había nada razonable en cómo cocinaba... pero era muy divertido.

Yo me conformaría con un buen programa al estilo del que comentaba Encantadisimo, aunque fuera con formato semanal y centrado en cocineros importantes, de los que han dicho, tienen que decir o van a decir algo.

perolo dijo...

Hola,si que es verdad que canal cocina da pena,yo no lo tengo,pero pase unos dias en otra casa que lo tenia y me parecia patetico;hace 4 años me parecia mejor.
Lo que no entiendo es que como muchos cocinero de conocido prestigio son tan sumamente torpes,ya no comunicando,sino en la poca destreza que muestran.
Iñaki Oyarbide da pena!!parece que no haya cocinado en su vida,"a la cazuela"como dice el,y venga!!to pa dentro sin orden ni concierto;¿no os parece?por que?
Igual me pasaba con Arola cuando lo veia hace unos años,parecia un novato...?¿
Jose Andres me gusta bastante,es una pena que ya no grabe practicamente nada,mete toques de cocina de vanguardia muy interesantes.Lo malo que sobractua mucho,aunque cuando explica las variedades de productos,o da clases "cientificas" sobre los alimentos creo que lo hace estupendamente.
Arguiñano a mi me sigue encantando,comunicador total,me hace mucha gracia,lo paso bien viendole y no me canso,las recetas?pues sin novedad,pero a veces destaca alguna.
Lo que no hay duda,que es una maquina de destreza,es mas dificil de lo que parece hacer lo que hace,amen de que lo hace todo,pica,corta,pela...da gusto verle,los demas lo tienen todo en cuenquitos bien puesto.

Si que es verdad que debiera haber algun programa de alta cocina bien hecho,a mi el de Subijana(vale es monotono)que hacia en Akelarre,me parece una maravilla el ver como hacen los grandes platos en estos sitios.

Se que me repito,pero me llama la atencion la torpeza de algunos cocineros de "alta gastronomia",¿se puede ser un gran cocinero,tener grandes ideas,crear grandes platos dirigiendo a otros,no siendo muy habil con las manos?creo que si.
Se me olvidaba,que lo poco que he visto de Adria,tambien me parece torpe y algo "marrano" como Oliver

No se que pensais...

Ligasalsas dijo...

Perolo,

El programa de Adria era un desaster. El es un desastre como comunicador.

El de Subijana era aburrido pero los que hacía con el vídeo eran una pasada desde el punto de vista técnico.

Pero ninguno ha conseguido un programa completo, no hay un programa ameno, didáctico y de mucho nivel de alta cocina.

Randolo dijo...

Coincido con lo de Jamie. Para m

Ramontxu dijo...

A mi el que me gusta es el de japonés argentino, el Wok, solo verle hablar con acento argentino y el kimono puesto ya me hace aguantarle los 25 minutos.

A los que no soporto son el Julius con sus mocos, la Juanita, el de ´Metiendo la nariz' ni al de 'Cuantos vienen' con sus sonrisas forzadas y sus poses imposibles entrenadas en multiples garitos de ambiente muy 'femenino'.

A Subijana me gustaba verle, por lo menos hacia cosas que normalmente no ves y no haces en casa (por lo menos yo), Arguiñano corta mejor y mucho más rapido que yo, pero yo consigo el mismo final, lo de Subijana ni lo intento, y eso precisamente es lo que busco en un programa de cocina, para ver hacer lentejas o ensaladas me voy a casa de mi madre, si miro cocina en la tele quiero ver algo bien presentado y que use tecnicas y productos que desconozco, que me sorprendan y me enseñen cosas que despierten mi interés.

Y otro tema seria en porque un canal temático solo se dedica a cocinar y no a difundir cultura gastronómica, programas sobre productos quizás serian interesantes, no todo el mundo nace sabiendo diferenciar el pescado fresco del que no lo es o encontrando los taninos en un vino, si consiguen alguien que lo explique de forma correcta y no duerma a los peces podria ser una buena idea.

Corto y cierro que menudo rollete he soltado.